Comunicado OAC – 24 de marzo

El 24 de marzo de 1976 significó un quiebre entre los continuos gobiernos autoritarios y represores para marcar la profundización de la violencia estatal y la profundización de aquellas características que venían reproduciendo los distintos gobiernos desde 1880. Desaparecidxs, vuelos de la muerte, robos de bebes, asesinatos y torturas es lo que significó la última sangrienta dictadura militar, eclesiástica y civil, que no solo se llevó a 30.400 luchadorxs sociales sino que, al perseguir toda resistencia, agravó las desigualdades estructurales propias del sistema capitalista, sentó bases para el enraizamiento del neoliberalismo, y en complicidad con los imperios mundiales continuaron las políticas de saqueo a los territorios del Abya Yala..

Nuestra resistencia hacia los opresores data desde hace cientos de años, desde la llegada de los colonizadores hasta la conformación de los Estados-nación. Sin ninguna duda éstos aparatos estatales son nuestros enemigos pasados y actuales más directos, ya que son los encargados de imponer el sistema capitalista, al servicio de las grandes corporaciones financieras y multinacionales, y de sostener el régimen patriarcal, racista y colonial, a través de la explotación, miseria, hambre y represión. Desde sus estructuras y a través de sus fuerzas represivas, los Estados no han cesado el derrame de sangre para lxs de abajo, desde pueblos originarios masacrados y discriminados, pasando por la persecución, y respectiva resistencia de lxs trabajadorxs de finales del siglo XIX y principios del XX, hasta los tiempos actuales, donde el Estado no ha dejado de reprimir, torturar y matar.

Hoy, apostamos a recordar esta fecha desde la lucha, reivindicando a lxs compañerxs asesinadxs y desaparecidxs por luchar contra un sistema de opresión y muerte. Compañerxs cuyo proyecto político revolucionario se construía a diario en sus militancias cotidianas, por la construcción de un mundo nuevo. Principalmente reivindicamos a nuestrxs compañerxs anarquistas desaparecidxs y asesinadxs, militantes barriales y sindicales de Córdoba, de la Federación Anarquista Uruguaya y de Resistencia Libertaria, de cuyo proyecto político somos herederxs: un anarquismo organizado políticamente e inserto en las luchas sociales del pueblo, en ruptura definitiva con la marginalidad y sectarismo en el cual nuestro movimiento ha caído en distintas etapas históricas. También de estxs compañerxs reivindicamos su ejemplo, de organización, lucha y acción directa cotidiana siempre entre lxs de abajo, en sus barrios, sindicatos, escuelas y universidades. Grandes ejemplos de entrega completa a esa construcción de otro mundo. La tarea hoy es darle continuidad a éste proyecto político y hacer ejercicio de una memoria activa, de organización y lucha contra un sistema que día a día recrudece sus violencias hacia lxs de abajo, por la construcción de ése mundo nuevo desde el feminismo, por el socialismo y la libertad.

No creemos que la “vuelta a (ésta) democracia” esté siquiera cerca de las sociedades por las que pelearon lxs compañerxs desaparecidxs y ciertamente está muy lejos del socialismo y la libertad. Creemos que decir “nunca más” no puede reducirse a la denuncia de un régimen militar para salvar un régimen patriarcal heterocapitalista que se basa en la opresión y la exclusión, en el paternalismo y la persecución de lxs de abajo. Por eso decimos que los gobiernos pasan y la represión queda. Por eso gritamos por todxs lxs desaparecidxs, lxs de ayer y los de hoy, por lxs asesinadxs por el Estado en las calles, en las comisarías, en las cárceles. Por Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, por Julio López, por Yamila Cuello, por Facundo Rivera Alegre, por Luciano Arruga, por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, por las víctimas de las redes de trata digitadas por los agentes estatales, por los luchadores mapuches criminalizados y perseguidos, por todxs lxs pibxs asesinados en manos de la policía.

¡Nosotrxs decidimos ejercitar nuestra memoria en las calles, junto a aquellxs que continúan la lucha y la resistencia por el socialismo y la libertad! ¡Arriba lxs que luchan! ¡Viva la anarquía!

NO OLVIDAMOS NO PERDONAMOS NO NOS RECONCILIAMOS.

30.400 COMPAÑERXS DETENIDXS DESAPARECIDXS PRESENTE!

Sobre fau